viernes, 12 de diciembre de 2008

EL AMANTE (EL VIAJE 3)





Ayer compré el perfume
que mi amante transpiraba
junto con su sudor cuando
hacíamos el amor. 
La fría brisa de la noche y
su recuerdo tuvieron
en mis ojos exactamente
el mismo efecto.

15 comentarios:

lua dijo...

los olores son inolvidables, podríamos olvidar cualquier otra cosa, pero nunca el olor...bicos.

Sero dijo...

verdad que sí, lua???
joder, cómo olía el cabrón, se me ponen los pelos de punta. fui ayer con una amiga a comprarlo y bueno, lo encontré, el mismo perfume. wow. ella también decía que se ponía cachonda con sólo olerme, jejejejeje

Nacho Hevia dijo...

malditos recuerdos de nuestro cuerpo

Stultifer dijo...

¿Y la marca es?

Sero dijo...

nachu
no tan malditos. algunos son memorables
stul
una muy pija y poco común.

Nacho Hevia dijo...

sí, me pasé... no tan malditos...si quiera un poco...

raangul dijo...

que bonito, niño!!

BRILLI-BRILLI dijo...

Cuanto deseo el olor de su cuerpo...

Mar dijo...

Los olores nos transportan a sitios de ensueño...

besitosss

Nils dijo...

Gracias por pasarte por mi blog : ) para que tu avatar se mueva, es necesario que éste sea un gif animado. Lo subes a algún servidor web y lo escoges como avatar desde su ubicación en el servidor (sin subirlo a blogger) y ya. si tienes alguna duda, dime.

AntWaters Daza dijo...

Son los tiempos oscuros donde se puede comprar un potenciador del recuerdo de un amante; hummm, no quiero ni pensarlo. Yo voy por el primero... es lo que tiene haber ido por el hielo.

Ohhh, lo recuerdas, quieres recordarlo, ¿por qué? Es como esa gente que dice ir al cementerio para recordar a alguien; pero allí, lo mismo que en un perfume sin sudor, sólo está la ausencia... Que vamos, te entiendo, yo me compraría lo que fuera que me recordara a Jorge.

Un beso, tres o cuatro y un abrazo, de son tiempos oscuros, Harry Potter

guillermo esteban velasquez dijo...

la memoria del cuerpo vence al tiempo, nos vence a nosotros mismo y nos arrastra a la nostalgia ... seguire tus pasos... deseandote... guillermo

Lúa dijo...

si, los olores son una sensación...yo me vuelvo loca con una colonia de issey miyake(pero más loca me volvia cuando se mezclaba con sudor....) ays!!! bicos.

Thiago dijo...

ay, los olores....! La menor fragancia nos trae y evoca a las personas mas queridas y a las mas odiadas... Estas seguro de que te hace bien ese olor?

Bezos

P.d. Te contesto a tu comentario en mi blog que yo soy de los que recogen lo que mancha en los botellones, lo mío claro. Pero que los jovenes no somos los unicos guarros, que estoy cansado de ver bares de adultos con las cabezas de las gambas chupadas y las servilletas por los suelos. La educación no tiene que ver ocn el Botellón, ehhhh! jajaj Bezos.

jahhy dijo...

Hay olores que nunca se olvidan. Se guardan en ese inconsciente y cuando menos se espera aparecen como un vaho con mucha textura que nos traslada a sus brazos, a sus labios, a todo su ser. El olor engendra amor. Aunque sea añorado.

Besos, Sero.