martes, 11 de noviembre de 2008

SIN PERDÓN


Películas de vaqueros aparte, desde el principio de mi "positividad" pensé que era imposible perdonarme a mi mismo. Pensé que no tenía derecho a hacerme esto a mí, ni a los demás y que debía proteger al mundo de mi persona. No me lo podía perdonar. Y quien mejor que yo para machacarme.
Hoy tras una leve crisis de taquicardias y llantos, veo que mi objetivo ha cambiado. No se trata de perdonarme a mi mismo (que no estaba dispuesto pero he visto que no se trataba de eso) ni de achacárselo al chico que me infectó (la palabra es horrible pero somos infecciosos) ya que fui yo quien no exigió el condón; se trata de aceptar la situación a la que he llegado y asumirla para así continuar esta vida como antes.

Viendo los vídeos de esta página , me encuentro revuelto en esta mierda propia que intento digerir.  Ellos explican muy bien los sentimientos que padece el crónico que no el enfermo. Me ha impresionado tanto que el mayor deseo de todos ellos era, no la cura del vih, sino el poder cumplir sus sueños. Yo por lo pronto me he quedado sin los míos, he puesto el marcador a cero y va y se me rompe.

Esta enfermedad da un patrón fijo del sentir y clava una a una sus directrices. La soledad. El estado de aislamiento es total. Imagínate un cacharrito de feria, una máquina de premios,  de esas donde por una moneda había una manivela que recogía o no un regalo. Esa grúa ha llegado a mi vida y me ha sacado de donde estaba para dejarme en pleno desierto del Gobi.
Y aunque sigo en Madrid, sigo con mi familia, con mis amigos, yo ya no estoy aquí. Estoy aislado en un desierto, sólo, en medio del calor o del frío (dependiendo de la estación del año o del momento del día) aislado, sin posibilidad de cobertura entre lo que siente mi corazón y ELRESTODELMUNDO.  Viendo estos vídeos percibo que muchos de nosotr@s hemos sentido una debilidad tan grande, un deseo tan gigantesco de ser amados, necesitados, aceptados por el otro, que hemos entregado todo lo que nos han pedido, sin condiciones, una abdicación absoluta: la mendicidad del amor.

Hemos llegado aquí desde un sentimiento de soledad y abandono extremos, tan extremos como las temperaturas de los desiertos del planeta.

13 comentarios:

Lúa dijo...

hola, creo que no es necesario mendigar amor por ser positiv@ sabes?? tu se lo dices a quien quieras, no estás en la obligación "moral" de decírselo a todas las parejas que tengas si usando protección sabes que no les estás perjudicando en nada. Lo duro será, cuando lleves tiempo con alguien el paso de decirle lo que pasa, pero tambien piensa que si se va esque no te quería demasiado.
Infecciosos, si, que no "contagiosos", esto que quede muy claro porque parece que elrestodelmundo(como tu lo llamas) no tiene claro estos términos en relación al VIH. Muchos biquiños!!!y muchos ánimos!!

Stultifer dijo...

Buenos días. Quizá llegue un instante en que no te veas culpable de nada, porque no eres culpable. Quizá llegue un momento en que no te veas infeccioso ni como un frasco portador de veneno. Todos los somos: culpables e infeciosos, en diferente grado y de diferente veneno.
Seguro que es muy difícil conseguir que tu cerebro descanse un solo instante y deje de dar vueltas a la misma tuerca. ¿Lo intentamos?
Que tengas un día más agradable de lo que esperas.

lua dijo...

por cierto, creo que el tema de El fallo positivo de hoy te interesará.
muchos bicos.

Sero dijo...

solo decir que me habéis pillao en el momento más bajo y no es así a diario (pero casi jejeje)
de todas formas lúa, lo de la pareja y yo no va, no sale, una pena pero es así.
stultifer poco a poco estoy viendo las cosas mejor. ya no pienso que tengo sida sino que sé que sólo soy seropositivo. que cuando me levanto por la mañana pienso en las pastillas pero no en su significado y eso ya suena a empezar bien el día. lo del posible contagio se lleva mal. tengo que hacer un post con mi experiencia en el uso del preservativo... gracias por tus palabras de todas formas

BRILLI-BRILLI dijo...

Muchas veces lo mas dificil es asumir los problemas,y convertir ese problema en algo que forma parte de tu vida.Tengamos lo que tengamos debemos ser felices y lograr nuestros sueños,que menos que soñar...Un beso muy grande

Anónimo dijo...

Vives y aprendes a vivir con lo que tienes, ya es parte de ti y tienes que saber vivir con ello, pero no a costa de ello. No te puede quitar ilusiones, sois dos que os tenéis que convertir en uno, no te puede privar de amigos, de ilusiones ni de fantasías, ni de sueños, como bien te han dicho. Lo compartirás con quien tú creas necesario y cuando tú lo necesites, tú eliges.
A mi me gusta vivir, y a ti???

Sero dijo...

a mi, la verdad, me gustaba vivir. era el tío más vital con más proyectos que había en el mundo. siempre dije que la vida era demasiado corta. daba las gracias a los dioses o al universo por todo lo que me daban que era mucho y de forma continua. la vida hasta febrero me había tratado muy bien y mira que hemos tenido cosas gordas en la familia. pero siempre me sentí dichoso. ahora no, ya no, no más. no digo que en un futuro no logre quitarme de la cabeza todo esto pero por ahora con mis riñones al pil pil, no, así no me gusta vivir

La Menda. dijo...

Creo que estás rodeado de gente que te ama, y eso, sinceramente, es algo enorme.

Un saludo.

Sero dijo...

lo sé, pero eso no me saca del desierto más absoluto

Nacho Hevia dijo...

será un desierto...sí, pero es tu desierto, donde nadie puede hacerte salir de él, si tú no quieres... y ese "desierto" puede ser más hermoso que los jardines del edén, pues donde tú te halles hallarás la belleza que quieras darle

ser una persona con vih no es ser un "infeccioso", ni un "contagioso", ni un "enfermoso"...es ser una persona, la que tú quieras ser con lo que llevas contigo; que llevas más que el virus en ti...

tener vih es una putada, sí, que te recoloca ante el mundo y ante la vida, pero nunca como un mendigo, porque no estás solo y, ni mucho menos, estás vacío

si me permito hablarte de esta manera (que intenta ser respetuosa y cercana, y por la cual me disculpo si en cualquier caso si llegase a molestarte) es porque el vih no me es ajeno de distintas maneras y entiendo que el proceso es duro y largo; pero como dice Federico García Lorca en "Bodas de Sangre": "Mientras una vive, lucha"

ánimo, amigo!

senses or nonsenses dijo...

jo, un post muy emotivo. entiendo tan bien lo de la mendicidad del amor. ojalá hubiera aprendido antes que lo importante es lo que consigues amar, no que te amen (que tpc está mal).
el miedo nos paraliza cada día, pero hay que seguir.

un abrazo.

Mar dijo...

Acaso no es mas infeccioso el que hace daño con las palabras, el que desprecia, el que pierde el respeto, el maltratador?

Para mi esas personas son mas dignas de pena que una persona con una enfermedad, ya que carecen de sentimientos, carecen de corazón.

Aprende a ser feliz con lo que tienes y no mires lo que piensa el resto del mundo, aprende a quererte y no te compadezcas de ti mismo.

"QUIERETE"

Disculpame por esta entrada, y espero que no te moleste, pero me ha salido del alma, no pretendo ofender a nadie, todos tenemos mucho que parender de todos.

Si me lo permites me gustaria seguir visitandote.

besitossssss

Sero dijo...

el blog sirve para eso, para proponer y comentar. nada es más duro ni más cierto. besos