jueves, 5 de agosto de 2010

descansando

no me apetecía pasar el verano en casa, escondiendo de mi familia 93 pastillas que me mantuvieran en un estado sano durante todo el mes. por eso he decidico venirme a la gran ciudad a medio camino entre lejos y allí.
al principio como siempre me pasa, algo asustado de pasar todo el día solo. ahora encantado de la vida

9 comentarios:

Ut dijo...

Disfruta de la gran ciudad, hay muchas cosas que ver y hacer... es difícil aburrirse.

Un beso

UT

Stultifer dijo...

Los solos son los felices. Si te apetece leer te recomiendo "La soledad de los números primos".

Sero dijo...

si yo disfrutando soy único ...

Anónimo dijo...

Hola Sero,

he llegado a tu blog buscando información puesto que he pasado unos meses horrorosos de idas y venidas al hospital pensando que un familiar mio tenía neumonía, anorexia, eclerosis, e incluso que se moría.

Una vez en planta los médicos me sacaban de la habitación para hablar con ella y ahora, posteriormente en las visitas programadas al hospital la enfermera de infecciosos me comento que no podía decirme nada puesto que se había firmado un contrato de confidencialidad.

He tardado unos meses y por fin a base de buscar por internet, rcordar preguntas de los médicos, pruebas y de todo un poco he atado cabos y creo que tiene el sida.

He llegado a esa conclusión pq la tratan en infecciosos y ahora sé que los medicamentos que toma son retovirales, uno es el norvir, además de que investigando por internet me cuadran todos los síntomas.

Este familiar es mi tía, es más, es mi madrina y la quiero como una madre. Sé que ha tenido vida muy dura puesto que hace 35 años que es transexual y no ha sido un camino de rosas, yo lo sé desde que tengo 8 años (ahora tengo 25) y siempre la he visto como una mujer y ha compartido conmigo cómo se ha sentido, cómo lo ha pasado, sus relaciones, sus locuras y todo en definitiva.

Ahora sin embargo niega que tenga el sida y dice que está sana, aún siendo yo la que le acompaña a la farmacia del hospital por los retrovirales y ver que cada 15 días tiene visita con el médico.

Te cuento todo esto pq he visto que tú tampoco le has contado nada a tú familia y me ha impresionado mucho. ¿Cómo puedes vivir esto tú solo? ¿No te aliviaría más poder hablarlo y compartir lo qué sientes? ¿No necesitas su apoyo?

No sé, me gustaría que me dijeras si en el fondo te gustaría que tu familia lo supiera para poderle decir a ella que lo sé. Yo no la voy a juzgar nunca, ni la voy a dejar de lado ni nada, al contrario, quiero que sepa que estoy a su lado y que me tiene para lo que necesite.

Espero tu consejo y te doy las gracias por adelantado.

Sero dijo...

hola anónimo
la negación es el proceso más común cuando nos enfrentamos a algo que nos supera, algo que nos decíamos que eso le tocaría a otro pero no a ti mismo.
la sensación que uno tiene es de sufrimiento y cada vez que comparte esto con alguien pues cree que el sufrimiento no lo comparte sino que aumenta y que crece y al final en vez de aliviarse el dolor, lo produce.
no la conozco a ella. yo siempre he sido muy bruto y le diría algo así como yo sé lo que tomas y me da igual, estoy aquí para ti. pero hay personas a las que no les gusta que seamos tan directos y resulta doloroso y puedes herirla todavía más.
dale muchos besos y dile muchas veces que la quieres pase lo que pase y que nada va a cambiar tu amor. eso siempre ayuda

Sero dijo...

stul
haré un intento
estoy volviendo a la lectura y estoy con Alexis

Sufur dijo...

Pienso que estar solo y estar agusto a la vez es un signo de buena salud mental... disfruta de esa sensación

Sophie Germain dijo...

Hola, acabo de encontrarte mientra busco a personas en situaciones parecidas en la mía. Acaban de diagnosticar VIH a mi marido, como comprenderás estamos en estado de shock y ando buscando toda la información posible.
También me he animado a escribir un blog y me he permitido enlazarte.
www.conviviendoconvih.wordpress.com
Gracias por tus testimonios y leeré lo que tengas que contar.
Saludos.

Sero dijo...

sufur
gracias, lo es
sophie
lo siento mucho, al principio el mundo se cae pero luego se levanta poco a poco