martes, 23 de junio de 2009

distanciándome

nos prometieron un mismo cielo, las mismas estrellas vistas desde abajo, iguales brisas, similares vientos. profetizaron que con inclinar la cabeza hacia atrás miraríamos hacia lo alto y el placer sería el mismo.

y fue en vano.

6 comentarios:

Pueblerino Cool dijo...

Bueno, a veces los distanciamientos vienen bien para hacer nuevos acercamientos, ¿no?

Te veo melancólico últimamente...

¡Un besote!

FEFETO dijo...

Pues ya no tienes que estar melancólico. Me han dicho que hay un circo itinerante que va a pasar por muchas localidades para hacer reír...jejeje
Un kiss

Chevy dijo...

Y solo falló el placer y tampoco es cierto, sostengo el portatil en alto, y la lectura de esas pocas líneas me lo dan.

Kisses

Stultifer dijo...

El 98% de los europeos no puede ver la Vía Láctea

carlota. dijo...

Hola sero querido , qué tal estás ? pasé a saludarte y a darte un beso muy grande.

anselmo dijo...

¿Estás bien?. Se te ve triste