sábado, 21 de marzo de 2009

LA GRIETA

cuando los amigos se van, grietas profundas aparecen en el alma.



ninguna sorpresa, son incurables

11 comentarios:

Nacho Hevia dijo...

se van en un instante, en uno de esos en los que no te das ni cuenta; o en silencio y descubres que ya no están cuando te giras sobre tu espalda; o marchan muy despacio, en un agónico adiós... y la grieta que queda es el refugio que les guardamos para cuando vuelvan, si es que vuelven...

Sero dijo...

se marchan nacho se marchan
y no más

Nacho Hevia dijo...

algunos, aunque se vayan...y se vayan para siempre... quedan, de alguna manera, apareciéndose en segundos incontrolados...
buenos días

BRILLI-BRILLI dijo...

Tienes razón,se marchan,y lo peor de todo que muchas veces no tienen vuelta atras.

Lúa dijo...

bueno...alomejor cuando un amigo se va, es mejor; aunque duela...bicos.

Pueblerino Cool dijo...

Lo bueno de esas grietas es que nunca nos dejarán olvidar a esos amigos que se han ido.

¡Un besote!

Juan Luis dijo...

También depende de la razón por la que se han ido: no es lo mismo por una putada que te han hecho y has tenido que tomar la decisión de alejarte; por algo que ellos no aceptan y te dan la espalda... es duro, y aunque esa/s grieta/s no se puede/n cerrar nunca del todo, sí puede/n mitigarse con otros amigos que aporten savia nueva.

Stanley Kowalski dijo...

Si son amigos queridos los que se han ido, la grieta queda siempre igual.

BESOS

Sero dijo...

mudanzas fueron, no más

Mar dijo...

Donde hubo siempre queda...

Besitossssssssss

Lucía Duque dijo...

estaba pensando lo mismo que Juan Luis, pero hay amigos que se van sin quererlo y para siempre... esas grietas nada las podrá tapar, pero siempre quedará el camino recorrido a su lado.

Un bsote