martes, 10 de marzo de 2009

UN PUERTO SEGURO

El jueves quedé con un amigo. Es una de esas personas que te parecen muy interesantes pero que no logras quedar con él  ni a la de tres. Pasamos buena tarde. Tiene una casa preciosa con ... bueno, era un sitio tan bonito. Creo que empecé a recordar ese piso como si lo hubiese visto alguna vez. Igual es un lugar muy parecido al lugar donde habito en mis sueños.
Recuerdo una vez en la plaza de chueca donde este chico muy borracho nos habló a un amigo y a mí, de todos sus amigos con vih y de lo injusto que era todo. Yo me quedé blanco, pensé que me lo había leído en la cara. El jueves le conté lo que me pasa y el que se quedó con la cara pálida fue él.

Hoy es viernes. Me ha llamado, me ha confesado que se lo ha contado a su novio. Es un arrebato de adolescencia o es el sentimiento lógico? No entiendo mucho de esto. Lo bueno es que no me movió nada por dentro. Igual porque su novio me inspira confianza igual por inconsciencia, pero sabía que algo así podría pasar y que una de las razones por las que no me gustaría quedarme en este país es por eso, porque no puedo contarlo y eso me resta tanta libertad...

-Sólo quería que tuvieras un puerto seguro- me dijo. Un sitio donde poder llegar y no ocultar nada. Tener la libertad que dices haber perdido.
Y hablando de su novio añadió:
-Él es también para mí, mi puerto seguro.

10 comentarios:

Stultifer dijo...

Muchos puertos seguros se necesitan.

¡qué insólito! dijo...

Pues bueno, si es muy amigo tuyo, no pasa nada no?...si es que es muy amigo, ya te digo...pero yo creo que mejor estas cosas es no contarlas muy a lo loco (que no digo que lo hayas hecho), pero ya sabes como es la gente. A mi a mi mejor amiga me da cosa decírselo... aunque sé que se lo diré. Es la única que falta de la lista que me hice...aunque tb he de decir que se lo he contado a gente que no venía a cuento porque en ese momento venía... cosas de rubias.

Reikjavik dijo...

No me parece muy acertado que se lo cuente a su novio, pero oye igual sales ganando y ahora tienes un confidente más, entonces no sería tan mala la cosa no?

Andrea dijo...

Supongo que lo cuentas cuando te encuentras en una situación relajada y que te anima a la confidencia. Eso lo intuyes, lo sientes, sabes cuando alguien será receptivo a tu confidencia. Que se lo cuente a su pareja.. ya es otra cosa, aunque tal vez y como dice reikjavik, has ganado un amigo y confidente más. Un abrazo, y adelante, tienes mucho que dar.

BRILLI-BRILLI dijo...

Espero que sea un buen puerto de confianza.Eso sólo lo puedes decidir tu.
Muchos besos

lua dijo...

hay más personas en quien poder confiar y desahogarse...sólo hay que encontrarlas, un besito!!

peibol dijo...

En referencia a lo de no poder contarlo fuera con tanta libertad, me has recordado a una muy buena amiga de mi tía. Es seropositiva y vive en Marruecos, y tuvo que dejar una relación con un hombre de allí, antes de llegar a consumarla, porque no se atrevía a decirle lo suyo, y no quería acostarse con él sin que lo supiera. Sabía que si lo hacía, estando en el país que estaba, las consecuencias podrían ser muy trágicas.
Es lamentable...

Gay dijo...

Yo tengo mi casa más llena de amarres que el paseo pijo de Marbella.

Sero dijo...

uno nunca está seguro de nada, pero la vida es riesgo, si no, no es vida

Mar dijo...

Lo que no es bueno es que te lo quedes dentro, asume y sigue...

Perdona que no pase tan amenudo pero ando muy liada.

Besitosssssssss